Foto de Ángel Muñoz

miércoles, 29 de diciembre de 2010

Como si todo fuera memorable


Como si todo fuera memorable
me acuerdo del modo sistemático
en que eliges tu ropa
la última camisa doblada en el armario
el pantalón vaquero
las cholas que alejan a la lluvia
y liberan tus pies de la cota ceñida del zapato.
Como si todo fuera memorable
me acuerdo del pelito rizado de tu barba
ese blanco que se aleja del resto
para hacerme cosquillas en la tripa.
Como si todo fuera memorable
me acuerdo del olor de tu casa
del queso blanco en la nevera
los cristales biselados de sal
la papaya partida
el pan de lata.
Como si todo fuera memorable
me acuerdo de tu cama sin hacer
de las sábanas sucias
unas gafas encima de la mesa
los pcs encendidos
la piscina salada
el señor que pasea alrededor
el quiosco de plátanos donde nunca compramos
la cáscara del camarón
-y tu boca sacando todo el jugo-
el vino blanco en casa Pepe
el bautismo de enero
el desayuno en el balcón
cómo dices mi nombre algunas veces.
Como si todo fuera memorable
me acuerdo de la cortina de tu baño
de tu ventana sin persiana
de ese sofá que ibas a teñir un día
de tu preocupación
por mi higiene dental.

Como si todo fuera memorable
como si no tuviese cosas útiles en qué pensar.

2 comentarios:

mis-herías dijo...

toda esta cotidianidad es memorable!

rafaelpavonreina dijo...

Memorable. Un saludo.