Foto de Ángel Muñoz

sábado, 5 de enero de 2008

Temo parir un pez naranja


Me pongo macarra en los sueños.
Insulto y grito.
Luego,
despierta,
pienso que a veces resulto demasiado complaciente,
una buena niña.
Otros ratos parezco
un gato recién escaldado.
Temo parir un pez naranja
sin darme cuenta,
que se me escurra entre los muslos
y muera boqueando mientras duermo.
No voy a tener más hijos
los dos que tengo ya llevan piercings
y yo estoy muy cansanda para más pujos.
El tiempo está torcido,
hay que clavar los marcos de algunas ventanas
para que no se inunde el cuarto
lleno de cachos de seres amados
haciéndome caricias,
que no salgan flotando inertes o se ahoguen los besos.
Tal vez
no siempre
todo va bien.
Tal vez
no es tan necesario.
Hay ciertos miembros sangrantes,
asuntos sin sellar que piden remate a gritos
-sutura o cauterización-,
tendré que hacer algo al respecto
en cuanto tenga ánimos.
Mientras tanto, escupo,
sin querer,
sin pensar,
salpico,
lo pongo todo perdido.

7 comentarios:

Adolfo González dijo...

Los peces tienen una expresión muy triste. Si parieses uno naranja sería al menos de color vivo, alegre, aunque no duerma...Bueno, deseo que te haya parecido bien que haya puesto un poema en mi blog y una foto como a los demás. Te puse también entre los enlaces, que ya aprendí a ponerlos de una vez.

Inma Luna dijo...

Los peces son escurridizos como algunos verbos.
Gracias por las visitas Adolfo, besos.

bocaito de merluza dijo...

un merluzo también es un pez, aunque tenga chanclas en vez de aletas; vaqueros y camisetas en vez de escamas; paliducho y con pecas en vez de color naranja. sin piercing pero enganchado a tu anzuelo de igual manera. sigue así inma, tus fans literarios seguimos buscando escritos en tu pescera que nos hagan pintar los dias de otra manera

coco dijo...

Querida, yo también temo parir un pez naranja. Y supongo que como soy tio, la cosa será un poquito más grave. En fín. Voy a ver si acierto (por enesimonona vez) la verificación de la palabra.

libertad dijo...

tu cabeza es tan ingeniosa y tan viva, que casi contagias ese temor...estaría muy mal parirlo?
Un beso

Brisuón Çafrén dijo...

Intenso.
Afortunadamente de tener una pesadilla como la suya sabría al instante que estoy soñando.


Un descubrimiento haberla encontrado en este año nuevo.

Inma Luna dijo...

Bocaíto de merluza espero que mi anzuelo no te cause ni un solo rasguño, que te enganche con toda suavidad.
Coco, tú eres capaz de eso y de más, sólo hay que procurar tener una pecera a mano.
Libertad, no es tan duro el parto como lo que viene después, los cuidados eternos...
Brisuón, qué bien que te hayas pasado, gracias!