Foto de Ángel Muñoz

jueves, 6 de marzo de 2008

El plan es pasar la tarde con Ángel Petisme



Entonces, os venís mañana a demoler el arco iris o qué?



MADRID. VIERNES 7 MARZO. Presentación del libro Demolición del Arco Iris de Ángel Petisme Círculo de Bellas Artes. Sala Nueva. 19, 30 h. Intervendrán: Fernando Beltrán, Juan Carlos Mestre, la actriz Ruth Gabriel y el autor.


Ángel..., qué recorridos nos juntaron... Moguer, Palestina, Punta Umbría, Leganés, Madrid..., siempre con la lucha a cuestas, siempre con cosas que contar, abriéndo páginas, abriendo corazones, cerrando bares.

6 comentarios:

safrika señorita dijo...

jops, ojalá. parece a veces que todo está demasiado lejos y no es para tanto joder!
:)

Uno que mira dijo...

Tengo la invitación, pero no tengo impresora.

Tengo los dedos de los pies fríos,
pero no tengo calcetines.

Demoler el arcoiris.
No por dios.
Prefiero demoler el gris de las ciudades.
El blanco y negro de las miradas pobres.

Al arcoiris dejádmelo en paz.
Que una cosa es ser iconoclasta
y otra un vándalo.



Y además hace frío.

Inma Luna dijo...

Safrika, bienvenida, tú yo nos vamos a encontrar pronto, seguro, en alguna parte.
Unito, qué placer más grandísimo, hay que profundizar para entender esta demolición, no hay nada de vandalismo en ella, o quizá sí, bueno, es posible.
Besitos.

libertad dijo...

horario de trabajo todavía...ayyy...estos encuentros siempre son muy tempranoooo.
Pasadlo bien
Besos!

Brisuón Çafrén dijo...

Yo pensaba ir a ver que decía el señor Zp en su cierre de campaña, pero ahora que los integristas mafiosos se han encargado de joder el final de lo que debería ser una fiesta democrática....

(La cabeza de alguno demolía yo)

Disculpe, solo pensaba en voz alta

Anónimo dijo...

Puff, Ángel Petisme es el superpoeta humano, el mejor poeta del mundo sin ninguna duda además del más guapo..

No sé como pude perderme ese recital. ¿Cómo iba vestido? ¿se puso la palestina?

Anarquía y birra fría por el gran Ángel de la poesía y por vosotras, que me atravesáis las tetas con vuestras mandíbulas carraspeantes recitando vuestros poemas, gloriosos.