Foto de Ángel Muñoz

lunes, 18 de mayo de 2009

Cataplum!



Acabo de volver y ya me estoy dando de bruces contra el asfalto. No obstante, el Adriático me ha refrescado lo suficiente como para tomar algunas decisiones importantes. Los paisajes naturales y humanos me han enseñado cosas, como siempre. El viaje, otra vez el viaje, hablándome con letras bien claritas sobre la superficie de un mar convertido en destello. No pienso dejar que nadie me advierta de que más dura será la caída porque estoy dispuesta a seguir soñando de tal modo que sean los propios sueños los que me mantengan a flote.