Foto de Ángel Muñoz

domingo, 24 de mayo de 2009

Padres impresos



Javier Das y José Ángel Barrueco han escrito dos libros y los han publicado en uno. En el libro están sus padres, sus dos padres. Los dos me zarandearon y me hicieron tragar saliva el viernes en una tarde en la que no esperaba tanta emoción. Tuve casi que salir corriendo pero me llevé su voz enganchada en la falda.
No hay camino al paraíso, dicen ellos, pero sé que lo buscan detrás de las palabras.

DIOS

Si hoy,
23 de mayo de 2009
me presentan a Dios,
cosa
bastante improbable,
y me dice
que es el culpable de la muerte de mi padre,
que decidió
“llamarle a su lado”,
y por no hacerlo
de muerte espontánea
le produjo un cáncer
durante seis meses.
Si hoy
Dios,
en persona,
me dice todo eso,
que se prepare,
le voy a sentar,
de una hostia,
a la izquierda de su hijo.
(Javier Das, Sin frío en las manos)

Abandono del hogar

los latidos urgentes
del corazón
el miedo a ser descubierto
la decisión tomada en un segundo
tu madre diciendo
nos vamos de esta casa
la noche,
inhóspita allá afuera
los gatos y los perros
asustados porque no comprenden
la inseguridad de dejar atrás
todas tus pertenencias
la inquietud
la rabia y la furia
el temor a que ese hombre
os pille escapando de casa
ese es el cuadro de mi familia
la primera vez que abandonamos el hogar.
(José Ángel Barrueco, Le aplastaré con mis versos)

Los dos poemarios se han publicado en la editorial Ya lo dijo Casimiro Parker bajo el título No hay camino al paraíso.