Foto de Ángel Muñoz

martes, 12 de octubre de 2010

La calma acuna los conflictos hasta que se quedan dormidos, shhhhhhh.


Una larguísima y profunda respiración.
Los pensamientos que bullen se van templando.
Una pausa.
Refresco para los miembros tensos y agarrotados.
Silencio.
Los improperios se diluyen en la saliva de la boca cerrada.
Pausa, tiempo.
Las piezas encajan sin presión, sin dificultad.

Cada día me acerco más a la calma. La busco. La fabrico. La calma me mantiene lo suficientemente a salvo. Los enfrentamientos me desgajan. La mayor parte de las veces tan sólo hay que sentarse a esperar para que todo fluya.

8 comentarios:

libertad dijo...

La calma. La serenidad. Hay que buscarla, hay que construirla. Y hay que acercarse a ella, como podamos, poco a poco. Un amigo me dijo una vez además, en relación a los conflictos, que hay que saber encontrar la debilidad en la agresión.
Post que me ha venido como anillo al dedo hoy.
Un beso enorme. Tengo ganas de leerte recitar, de oírte, avísame de la próxima vez.

Ana A. dijo...

Para entregarse a esa calma hace valor y valentía ... porque las piezas que encajan sin presión a veces nos dan la imagen de un puzzle que no estamos preparados para ver ... A veces no nos atrevemos a entrar en esa calma porque el silencio grita tantas cosas que tratamos de silenciar con los ruidos de movimientos excesivos ... no obstante, comparto esa fase de búsqueda de calma, cada día más.

Besos de presentación.
Un gustito encontrarte en el mundo del blog.

Luna dijo...

Libertad, la agresión no es mi fuerte, no me sale, ni siquiera sé cómo se agrede pero, a veces, las circunstancias vienen hacia ti enseñando las uñas entonces hay que buscar la forma de no perder el control, no salir corriendo y dar con la clave para esquivar los arañazos sin darte por vencida. Te aviso cuando lea a ver si nos encontramos. Besos.
Ana, un placer encontrarte por aquí y mil gracias por tu comentario y por tu blog. Somos muy afines, por lo que he visto.
Más besos.

Chajaira dijo...

Los silencios de afuera calman, pero los silencios están repletos de contenido y crecen... crecen.

Saludos desde esta isla.

Claudia AB dijo...

Hay veces en que hay esperar a toda fluya...así de facíl así de complicado.
Saludos de Bélgica

Furtiva dijo...

Sostenerla, acunarla, no dejarla ir cantándole despacito al oído. Sólo así se puede vivir.

Mujeres Poetas Internacional dijo...

Hola hermosa poesía, te invitamos a pasar por nuestro sitio Mujeres Poetas Internacional http://mujerespoetasinternacional.blogspot.com ojala podamos contar con tu apoyo para nuestro proyecto. Un abrazo!

rafaelpavonreina dijo...

Me gusta tu trabajo. Te sigo y enlazo en mi blog de poesía. Un saludo.