Foto de Ángel Muñoz

lunes, 18 de julio de 2011

ImPostura

Hoy me siento cansada, con un cansancio ineficaz y peligroso, cansancio de postura.
La he adoptado hace siglos, la postura del desafío sonriente, del arrojo calmo.
Hoy me siento cansada.
No esperaba nada a cambio aunque eso nunca es del todo cierto.
El tiempo no pone a cada uno en su lugar, casi siempre los que se abren paso a codazos encuentran el espacio que no les corresponde. Y ahí se quedan.
No tengo ganas de apostar, ni siquiera por mí.

7 comentarios:

emmagunst dijo...

Te entiendo. Aunque yo siempre espero señales a cambio...será cuestión de no hacerlo? Pero nunca leí un libro de Osho, ni del Dalai Lama, ni de Chopra...me faltan todos esos condimentos de sanidad en el alma =)
Será que cumplo a rajatabla con una letra de la canción de Silvina Garré:
"sé que te estoy dando poco y mucho te pediré...", no lo sé.
También estoy cansada.
Abrazo, y que no decaiga Inma.

Isabel Huete dijo...

Una acaba cansándose porque tantas batallas acaban succionándote la fuerza. Al final yo he optado por luchar menos por mí y acariciarme más. El resto lo echo en ello. Besotes.

BaBel dijo...

ánimo linda

(te abrazo)

Ada dijo...

El cansancio de 'la postura del alma' es el más duro. Los otros cansancios se pasan, con una siesta, con unas mini-vacaciones... Lo que ocurre es que es cansancio del alma aparece después de una decepción, de ahí que la espera de algo, sin esperarlo, duela y fatigue. Estamos rodeados de gente 'no merecedora' que por alguna razón que desconozco siempre terminan mereciendo y son recompensados. No sé si es una injusticia o una forma de vivir, pero no soy capaz de entenderlo. Lo que sé es que es difícil cambiar, se modifican algunas conductas pero el código de ética de cada uno, y este sirve para muchos otros sentimientos, no cambia. Por lo cual creo que seguiras, de vez en vez, cansandote de postura. Ánimo, Inma, casi todo tiene otra mirada y otro momento.
Estoy en plena mudanza, con mil problemas y sin vacaciones, también siento ese cansancio que tú tan bien describes y con el que me identifico. Tomate unas cañitas por las dos, por esa suerte que otros jalean.
Un beso

Luna dijo...

Pues sí que tengo lectoras "especiales", seguro que vosotras os merecéis más que de sobra el espacio que ocupáis. Gracias por compartir. Besos de corazón.

Curiosidad, la palabra de verificación en bloguer: plath

Hugo dijo...

Querida amiga, hay un estado de observación en tu interior en el que todo bulle como magma. Obsérvalo, intenta entenderlo... pero no dejes que estalle. Es importante.
Se te quiere

Anónimo dijo...

Inma, el cansancio es normal y natural... como también es normal y natural que, una vez descansada, el cansancio desaparezca.
Volverás a apostar en cuanto te repongas... porque es tu naturaleza...

Ánimo!