Foto de Ángel Muñoz

jueves, 18 de septiembre de 2014

Divina y sus circunstancias

Mi poemario más reciente, Divina (Baile del Sol), es el primer libro de poemas que concibo como un conjunto. Se trata del relato de una serie de experiencias relacionadas con una educación religiosa represiva que nos afectó a muchas personas de mi generación y de generaciones anteriores, y muy especialmente a las mujeres. Una cuestión de la que se habla poco quizá por lo íntimo de su repercusión.

Aunque no es un poemario rencoroso, sí pretende ser un ajuste de cuentas con el pasado, con el tiempo y el disfrute que nos hicieron perder, con los miedos, con el peso de la culpa que nos obligaron a arrastrar y con todas las consecuencias que esa carga ha tenido en nuestro posterior recorrido vital.

El libro está exquisitamente ilustrado por Loreto Rodera que recoge de un modo sintético y estremecedor este paseo por la infancia y la adolescencia, por el deseo de descubrir y las ataduras con las que intentaban alejarnos de lo hermoso, de lo alegre, de lo natural.

Cuando empecé a trabajar en estos poemas, pensé que el camino iba a resultar doloroso, sin embargo, parece que los traumas estaban digeridos y los versos fluyeron casi con placer. La ironía y el humor siempre ayudan a masticar pasados ásperos.

Aquí os dejo algunos enlaces en los que se habla de Divina:

Proyecto desvelos, por Agustín Calvo Galán

El rompehielos, por Ariadna García

Literaturas.com, por Miguel Baquero

Revista vísperas, por Ismael Cabezas