Foto de Ángel Muñoz

lunes, 18 de febrero de 2008

Hendidura


Tu cara sobre mi tripa. Absorbes fuerte hasta que sacas a flote mis ovarios.
Párteme por aquí, deja que entre la luz hasta que nos abrase los pulmones y ya no nos podamos volver a respirar. Hiéndeme, que rebosen mis vísceras y me haga volcán.
Después de todo es a lo que he venido, a sufrir hasta el fondo para que luego pueda ser contado.
(De La certeza es un concepto sin matices pero la incertidumbre está llena de grados, mi colaboración en The Chidren's Book of American Birds, Ed. Leteo. Es una revista preciosa, compradla si podéis. Desde el blog de Leteo también se puede descargar).

4 comentarios:

coco dijo...

(Jo, si es que nunca me llevas).

En dos palabras: Bo nito.

Jesus dijo...

Estremece y no es de miedo.....

besos

libertad dijo...

Conmovedor.
Un beso fuerte

Paula Andrea Martínez dijo...

aveces morir es vivr...intenso y arrollador!!!