Foto de Ángel Muñoz

martes, 26 de febrero de 2008

La parte de nuestros crímenes

La muerta apareció en un pequeño descampado en la colonia Las Flores.
Esto ocurrió en 1993. En enero de 1993. A partir de esa muerta comenzaron a contarse los asesinatos de mujeres. La primera muerta se llamaba Esperanza Gómez Saldaña y tenía 13 años. Pero es probable que no fuera la primera muerta...
Cinco días después, antes de que acabara el mes de enero, fue estrangulada Luisa Celina Vázquez...
El asesinato de Isabel Urrea se atribuyó a un robo frustrado...
Al mes siguiente se encontró a una mujer muerta en un basurero situado entre la colonia...
La primera muerta de mayo no fue jamás identificada...
En junio murió Emilia Mena Mena. Su cuerpo se encontró en el basurero clandestino cercano a...
La última muerta de aquel mes de junio se llamaba Margarita López Santos...
En septiembre se encontró a otra muerta. Estaba en el interior de un coche en...
En el mismo septiembre, dos semanas después, apareció otro cadáver. Éste era el de Gabriela Morón...
En octubre apareció, en el basurero del parque industrial Arsenio Farrel, la siguiente muerta. Se llamaba Marta Navales Gómez, tenía veinte años...
En octubre, también, se encontró el cadáver de otra mujer, en el desierto, a pocos metros de la carretera que une Santa Teresa con Villaviciosa...
...
...
...
...
...
El último caso del año 1997 fue bastante similar al penúltimo, sólo que en lugar de encontrar la bolsa del cadáver en el extremo oeste de la ciudad, la bolsa fue encontrada en el extremo este...
Las navidades en Santa Teresa se celebraron de la forma usual.


Estos son algunos fragmentos extraídos de las 352 páginas que ocupa el capítulo La parte de los crímenes, de la novela de Roberto Bolaño 2666. Un continuo desgranar de muertes de mujeres, una detrás de otra, una junto a la siguiente, en Santa Teresa, la versión literaria de Ciudad Juárez, donde aún se sigue matando a las mujeres, donde ocurren los crímenes. Bolaño en su relato se pone pesado, es minucioso con las muertes, con las muertas, las llama por su nombre, las describe, hasta que se ven, hasta que duelen, hasta que duelan.

Hoy es aquí el 2008 y es febrero y es día 26. No hay literatura en esto:
Esta madrugada ha muerto en Madrid Laura M. I., de 22 años...
M. G. S. V., de 44 años ha recibido un tiro mortal hacia las 17.00, mientras estaba en una terraza con unas amigas en Cullera...
Una mujer de 49 años que ha fallecido esta tarde en la ambulancia que la llevaba al hospital en El Puerto de Santa María...
M.J.M.C., de 54 años ha muerto en Valladolid sobre las 19:00. Iba a visitar a una antigua vecina...

Todas estas mujeres han sido asesinadas hoy por sus parejas o ex parejas. Estamos asistiendo a este exterminio aquí y ahora. Qué clase de sociedad se puede permitir esto? No vale con la trampa de animar a las mujeres a que denuncien y luego vuelvan a casa a sentarse a cenar con su futuro asesino; o cojan un par de maletas y un par de hijos y se escondan por un tiempo en un centro de acogida, encarceladas. Ellas. El asesino es siempre el mismo. Quizá esos hombres necesiten aprender algo sobre la libertad, algo sobre la humanidad, algo sobre el adiós, algo sobre la vida. Habrá que mostrar asco, rabia o lo que sea. Habrá que abstenerse quizá de celebrar las navidades de la forma usual.
No quiero perder a mis madres, a mis hijas, a mis hermanas, a mis vecinas, a mis compañeras, a mis amigas porque se quieran ir, porque quieran vivir.

12 comentarios:

Brisuón Çafrén dijo...

Su post me pone los pelos de punta.
Por recordarme la realidad de un mundo loco que nos ha tocado vivir y que se convierte en salvaje en un día como el de hoy.

El segundo motivo es por reconocer en usted a otra Realvisceralista.
Cada vez que releo uno de los pasajes de esa parte "La parte de los crímenes" me siento un poco más afortunado de haberme topado con Bolaño.

coco dijo...

Yo tampoco quiero perderlas. Amor. ¿Me llevas?

Anónimo dijo...

¡ Qué de verdades, inmalunática mía! Me has hecho llorar porque tú ( sobre todo, tú) sabes cómo me duele, cómo nos duele, este incesable, este imparable goteo que nos retuerce día a día el corazón y paraliza durante minutos la sangre llevándonos al borde de la arcada, del asco.
Laura M., M.G.S.V., ... no son sólo unas iniciales vacías que llenan columnas en los periódicos o segundos televisivos: son vidas de mujeres como tú, como yo, segadas por manos asesinas que no han aprendido a amar, que no saben de la ternura.
¿ A alguien le importa algo más que el precio de la carne o el pan? Que levante la mano. Levantemos las manos, las voces, ya es urgente. Ya.

Katia

Inma Luna dijo...

Pues sí Brisuón, la cosa está jodida, y sí, también ando con esa panda y buscando a Archimboldi...
Coco, habrá que cuidar de ellas entonces.
Katia mi mano, con la tuya, ya mismo.
Besitos

Mogul dijo...

See HERE

Fernando dijo...

Gracias por haberte pasado por mi poemita, la verdad es que el primer sorprendido fuí yo.
Por mucho que hagamos y falta hace, la educación es la UNICA via.
Por desgracia, siempre, en algun lugar del mundo habrá un no cuerdo que no renunciará a la bestialidad.
Un abrazo

Lucas elkoalapuesto dijo...

el mundo bajo tierra...

mil bexos Inma compañera y amiga

Hugo dijo...

He pasado por aquí, amiga mía. Cuanta hipocresía. Cuanto miedo a flor de piel. Hoy pintan bastos y mañana espadas, y nada nos hace pensar que nada vaya a cambiar.
Un fuerte abrazo.
Hugo

Anónimo dijo...

juer, que cambie y que pinten copas.
Que cambie poirque es lo que todos queremos y que pinten copas para mojarlo

Inma Luna dijo...

Pues sí a ver de qué modo podemos ir cambiando, a ver si aprendemos a relacionarnos en otros términos.

Isabel Huete dijo...

Bellísimo y demoledor ese post, amiga. No hay que bajar la guardia, ni rendirse, ni olvidarlas. Son nuestras, son nosotras.
Me pregunto: ¿hay alguna diferencia entre estos asesinos terroristas y los de ETA? Pues al pudridero todos ellos.
Dolor y poesía.

libertad dijo...

Es increíble la sinrazón que se ha apoderado de tantas vidas. Increíble.