Foto de Ángel Muñoz

sábado, 15 de noviembre de 2008

Gracias por el dulce sabor de los ajos

Lo más importante que tengo que decir sobre la tarde de ayer es esto:


GRACIAS.



Me hizo feliz encontrarme con todos los que me acompañaron en FNAC en la presentación del libro. Me hicieron sentirme a gusto, abrazada.



A pesar de las ausencias, las presencias me dieron calorcito.







Yolanda Pérez Herreras me acompañó en la mesa. Dijo hermosas palabras sobre las sensaciones que le había transmitido mi libro. Tenía escrita una presentación incluso antes de que yo le pidiera que estuviera a mi lado, así que leyó esas primeras impresiones y logró emocionarme.







En tu boca y en la mía era el título de su acción poética. Llevó un gran chupachup, lo metió en una bolsa y lo hizo trizas al ritmo de los títulos de mis cuentos...





... Luego lo repartió, endulzando de caramelo machacado a todos los presentes.

Fue algo delicioso.




Luis Ramiro, otro que tal canta, otro generoso, fue alternado sus sentidas canciones con mi voz de cuentista...
















Se vendieron todos los libros. Pablo me prometió que el lunes habrá más. Que Las mujeres no tienen que machacar con ajos su corazón en el mortero será el best seller de estas navidades.
Es para estar agradecida, no?
Es para saltar de alegría.

9 comentarios:

oscar dijo...

Hola Inma.
Me gustó mucho la presentación de tu nuevo libro,
me encantó la lectura que hiciste de tus relatos.

un saludo.
y gracias a ti.

Inma Luna dijo...

Qué bien Óscar, un placer compartir.

Anónimo dijo...

Qué lástima eso de vivir en Mallorca y tener que coger un avión para todo.... En mi corazón estuve contigo, pese a todo. Y hoy lo estoy un poco más, tras haber visto las fotos. Qué bien, tú, qué bien.

I.Matute

Anónimo dijo...

Al final no pude, lo tuve complicado.Sorry. Ya veo que te fue muy bien, como últimamente te va todo. Me alegro.
Un beso fuerte. Luz.

libertad dijo...

Pero que muchas felicidades!!! Claro que es para saltar de alegría, claro.
Un beso!

Inma Luna dijo...

Ay, Inés, es cierto, cuántas veces nos gustaría que las distancias se redujesen pero os siento también cerquita.
Ya os eché de menos, Luz, pero bueno, habrás más.
Libertad, más gracias.

ella dijo...

Qué bien. No me extraña que estés feliz. Es para estar pletórica.

Besos orgiásticos

El orador desde su atril dijo...

Bueno, la historia es que me alegro de que este libro vaya viento en popa. Quien nos lo iba a decir cuando rivalizabas en longitud de titulo (este teclado no me escribe las tildes) en aquel restaurante al amparo de risas y mas risas, con eltitulo de Jose Blanco o con el de nuestro querido Tito.
En el norte se te quiere Inmaluna. Lo sabes.

Inma Luna dijo...

... Y yo también os quiero. Tenemos que encontrar un hueco para ir por allí con mi larguísimo título entre la manos. Cuando eso suceda vais a tener curro guapos y las risas tampoco creo que falten.
Besazos.