Foto de Ángel Muñoz

miércoles, 3 de junio de 2009

Que te lo acerque el viento

Pues vuelvo de nadar y traigo el pelo húmedo y hay una brisa que lo despeinaría si pudiera. Vengo con la banda sonora en los oídos que aún burbujean. Arranco trocitos de flor de lavanda, los espachurro, me huelo entre los dedos y todo el pensamiento grande, puro, bueno y hermoso que me dan el aroma, el viento tibio y mis músculos laxos va para ti, para que llegue sólo lo que deseas.