Foto de Ángel Muñoz

viernes, 20 de agosto de 2010

Apostasía


Ayer celebramos la misa funeral por el padre de Tito. Nadie sabe muy bien por qué se continúan haciendo estas cosas, pero el caso es que se hacen y si me paro a pensar, en los últimos tiempos los funerales son los únicos actos religiosos a los que he acudido porque me parece obligado acompañar a la familia en el trance y como la despedida suele ser en una iglesia pues allí estamos.
Siempre me paro a escuchar, me paro a intentar entender cuál es el mensaje que quieren transmitir desde el púlpito y siempre me produce cierto pavor lo que de allí brota.
El anciano cura de voz gastada leyó en la misa de Juan Antonio, como evangelio, unas palabras de San Juan:
El que se ama a sí mismo, se pierde, y el que se aborrece a sí mismo en este mundo, se guardará para la vida eterna. (Juan 12).
Y los feligreses oyen cosas así y dicen Amén y dicen Hágase en mí según tu palabra y se quedan tan frescos. Y yo me llevo las manos a la cabeza y me avegüenzo. Me avergüenzo de haber estudiado en un colegio de monjas y de no haberme dado cuenta hasta lustros después de la castración a la que había sido sometida. No te ames a ti mismo, no te quieras, no disfrutes de la vida, no goces, no rías... Es mucho mejor aborrecerse, entregarse al sufrimiento, a la fustigación, al cilicio, al dolor y al miedo, a la espera de una incierta, secreta y remota compensación.
En la homilia también nos recordó el cura que si alguna gloria tuvo Jesucristo no fue la de ser hijo de Dios ni la de vivir del modo en que lo hizo sino la de morir para salvarnos ¿¿¿??? Aún no me ha explicado nadie en qué consistió la supuesta salvación.
Por último nos instó a agradecer a nuestros padres más que la vida que nos dieron, el acercarnos a la gracia del bautismo. Entonces me di cuenta de que tengo tarea pendiente en cuanto llegue a casa, apostatar será la decisión más sensata, que borren mi nombre, que no me relacionen con toda esa patraña.
Yo me quiero bastante. Y tú?

(epílogo demagógico: tal vez los curas pederastas actúan así para alcanzar el máximo aborrecimiento sobre sí mismos y llegar de ese modo a la vida eterna sobre seguro).

4 comentarios:

Anónimo dijo...

jooooooooooooooder. la tata

Caín dijo...

"No he aprendido a sufrir, toda severidad es inhumana"
Juan Carlos Mestre

Luz de un quinquet
9 pintas, 29 latidos, Gillespie,
madrugada, ganas de hablar.
La generación del 77 íbamos a cambiar el mundo en el fututo
pero los electrodomésticos siguen funcionando en el 2007,
como siempre…
Me pregunto:
Por qué un intermitente puede llevarme a la lágrima, de vasta emoción, por qué siento que me responde, cuando se ilumina su automática luz naranja, y que no estoy solo, que somos dos, objetos comunicándose, que la máquina pretende mi atención, sabiendo antes de que se ilumine sin embargo apenas un segundo antes que así será…
No lo entiendo:
Por qué ladra el borracho a los coches que pasan a su lado.
Es de noche.
Hace frío.
Mientras, la gente ahí afuera insiste, empujando sus pesadas rocas, hacia la pirámide.
En las paredes de mi casa se pudre la luz de ayer por la mañana.
Y yo sigo de pie junto a la ventana, sin tomar ninguna decisión.
Podría quedarme a vivir dentro de esta canción.
A night in Tunisia.
Pienso que:
La oportunidad debe ir acompañada de destreza…
Todos los muebles de casa me observan con rostro de preocupación.
No quiero pensar,
para no atraer su atención, con el ruido de mi cabeza.
Un automóvil ha atropellado al borracho, se apagó el ruido y la furia.
Está muerto, pero no siento lástima.
Tampoco sé qué significa eso realmente, si es salvaje, inhumano o inmoral,
pero es cierto.
Y mientras, la gente ahí afuera no deja de insistir, empujando sus rocas.
Me pregunto:
Debe haber algún motivo por el que todo haya adquirido esta forma,
esta forma de costumbre, en que amanece como una herida sin importancia.
Ya no recuerdo qué clase de paciencia me trajo a este lugar...i

Rodolfo Plata dijo...

La gran apostasía de San Pablo, es la causa principal de que nuestra sociedad abandone de la religión judeo cristiana ante la falta de congruencia de los dogmas con la realidad. Pepe Rodríguez: (Mentiras fundamentales de la Iglesia católica), critica duramente a la Iglesia por tergiversar, mutilar, falsificar los textos bíblicos a fin de reinterpretarlos de acuerdo a sus propios intereses, usos y costumbres. Sin tener en cuenta que antes de criticar la adecuación de los textos bíblicos al paso del tiempo, primero se debe criticar al profetismo judío, a fin de hacer objetiva la necesidad de re expresar y reinterpretar los textos bíblicos a fin de adecuarlos a las creencias usos y costumbres (De manera semejante a los que hacen los rabinos en el Talmud y el Mishná); la cual omite aduciendo falazmente que es palabra de Dios. Juan José Tamayo, también omite la critica al profetismo judío, antes de señalar las causas de la perdida de religiosidad del pueblo español; así no se da cuenta que la acentuada deserción se debe a la separación entre la fe y la razón promovida por San Pablo a fin de evitar que se criticara el profetismo judío. Apostatando la enseñanza de Cristo sobre la relación indispensable entre la fe y la razón revelada metafóricamente al ciego de nacimiento debido a que es necesario utilizar el raciocinio para poder hacer un juicio justo de nuestras creencias, a fin de disolver las falsas certezas de la fe que nos hacen ciegos a la verdad __Lo cual hace patente la necesidad de una nueva reinterpretación bíblica, ante la perdida de religiosidad de nuestra sociedad, debido al cambio del paradigma religioso a causa del progreso científico. Y justifica las adecuaciones de los textos bíblicos que se hicieron en el devenir histórico de la Iglesia__ http://www.scribd.com/doc/33094675/BREVE-JUICIO-SUMARIO-AL-JUDEO-CRISTIANISMO-EN-DEFENSA-DEL-ESTADO-LA-IGLESIA-Y-LA-SOCIEDAD

VELPISTER dijo...

Yo hace mucho que intento apostatar. Mucho tiempo, pero es tan difícil que he perdido la fe.
Ahora estoy intentando que me excomulguen.