Foto de Ángel Muñoz

lunes, 30 de junio de 2008

Pre tendida alegría

Cuando siento el camino de hormigas atravesarme el cuello dando cuenta de lo breve de todo me reafirmo en la voluntad obstinada de reír sobre las cosas. Lo digo porque, a veces, noto que ascienden amagos de tristeza, brotes que asustan porque se presienten fabulosos y no quiero ni resguardarme a su fresca sombra, aunque sería tan dulce, a ratos, el dejarse llevar. Soy muy dura con esto, por eso algunos días, como hoy, cuando me sacan sangre, el líquido fluye rosado y tibio, sin negrura, sin grumos, como si nada me doliese.

4 comentarios:

libertad dijo...

Hay que ser duro en eso. Tienes mucha razón.
Un beso!

Brisuón Çafrén dijo...

Bueno la música suele ir bien como tabique de contención de esa tristeza en su camino hacia el cerebro.

Poetiza dijo...

Muchos, hemos sentido ese camino de hormigas, lo bueno es que eres dura con eso, otras no lo somos y las hormigas pretenden carcomerme la masa encefalica..........Un saludo.

Inma Luna dijo...

Bueno, Liber, se intenta.
No sé, no sé... Brisuón, a veces es banda sonora para que fluya..., ese poder tiene.
Poetiza, dura de purito miedo.
Besos para todos.