Foto de Ángel Muñoz

martes, 15 de julio de 2008

Vida


El presente, la realidad, los sueños. Aquí se estrellan contra el farito, se espuman, salpican los cristales de sal, arena y agua, el cóctel al que hueles, al que olemos aquí. Y me pregunto mientras me envuelvo en tu saliva cuál es la vida verdadera, la que hacemos tú y yo en la casa del barco, en la calle del sol, o la que espera fuera llena de papelajos y de cosas que pican...

4 comentarios:

Osiris dijo...

El presente proyecta en el futuro las omisiones del pasado.

Así, la vida verdadera es sólo la que tenemos, no la que ya dejamos o la que esperamos que venga.

Brisuón Çafrén dijo...

Es posible que si nos dieran la oportunidad de elegir cual es la vida verdadera, dejandonos seleccionar una u otra, acabariamos quedándonos con la misma que tenemos.

Pedro Fernaud dijo...

Me compro esos dos comentarios. Y me quedo boquiabierto por lo que dicen (y por lo que no) tus poemas prosa de las últimas semanas. Disfruta de tus vacaciones y tu mirada, Inma.

Inma Luna dijo...

Osiris, ojalá lo tuviésemos tan claro.
Brisuón..., o no.
Pedro, gracias por la visita y los deseos.
Besos.