Foto de Ángel Muñoz

lunes, 20 de julio de 2009

Complicándonos la vida


Algunas veces la vida parece tan sencilla como pasear con alguien de la mano, hacer una carantoña a un niño, pasar las páginas de un libro o poner una piedrecita encima de la otra.
Cuando las cosas se enredan y todo se complica ya no encontramos base sobre la que se pueda edificar ninguna torre, por ingenua que pueda parecer la empresa.