Foto de Ángel Muñoz

viernes, 23 de julio de 2010

El espíritu está en la mente


Todos los sueños son edificios sin rincones,

ignoro la gravedad del susto en la bajada,

la amenaza de los ojos abiertos,

perdida como estoy en el cestillo frágil de esta noria perversa.

Hotel que se derrumba,

esfera que florece enrojecida y limpia

sobre las estructuras vacilantes.

Cuánta plancha nos queda

para que cada miembro esté en su sitio

para que la necropsia no nos intuya sanos.